Bueno, el viernes se casa el príncipe de Londres. Y están montando más movidas los españoles que los ingleses. Claramente, ME LA SUDA, que se case el príncipe. Eso a mi no me incumbe para nada, porque eso a mi no me va a cambiar la vida, mi vida va a seguir siendo como es, mi casa va a seguir estando donde está.  Y ahora, pienso, se casa una persona y nadie monta este escándalo, se casa el príncipe y ya llueven flores, para mi todos somos iguales, sin distinciones. Y sí, me diréis, "es que se casa y hadugfkjhaklsdgjhkfgfglklk" Venga chao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envidia, la justa, borraré todos los comentarios que tengan algo que ver con ella.